icone sarayaku 6B

Es un combate de un Pueblo indigena contra Gigantes del petróleo : desde decenios, el Pueblo Originario Kichwa de Sarayaku lucha en contra de la explotación petrolera de los subsuelos de su territorio. Está luchando por preservar su selva, un lugar de vida que permite la vida, una selva viviente. Ya ganó varias batallas, entre otras frente a la Corte Interamericana de Derechos Humanos que condenó al Estado ecuatoriano y le obligó a respetar los derechos de las poblaciones autóctonas. Pero las amenazas de explotación de su territorio y de los territorios vecinos siguen vigentes…

La Casa Nica es, desde hace 30 años un lugar donde se encuentran y se escuchan activistas del mundo entero. Tuvo el placer de acoger, invitados por asociaciones amigas como Indentitad America India (Identité Amérique indienne), Amnesty internacional o Frontera de Vida (Frontière de vie), varios miembros del Pueblo Kichwa de Sarayaku, luchando con total determinación para preservar su territorio, su cultura, sus saberes, su vida cotidiana en el corazón de la selva amazónica.

Lazos se han establecido y reforzado. Una de los miembros de la Casa viajó allá, simplemente para conocerles. Una vez, y después otra, para la fiesta de la Uyantza. Es a ese momento que surgió, con la asociación de las mujeres de Sarayaku, Kuriñampi, la idea de organizar una gira de mujeres en Bélgica. Esa idea se volvió realidad gracias a la acción colectiva, a una « minga » como lo llaman, entre 14 asociacones de Walonia a finales de octubre 2015.

Después, todo se acelera… llega una convocatoria de proyectos de la Région wallonne en el marco de la solidaridad climatica de la Agencia walona para el Aire y el Clima (Agence wallonne pour l’Air et le Climat, AwAC), y ya empezamos!

Nace un proyecto de cooperación Sarayaku-Casa Nica-Walonnie, llamado a nivel local Sumak Allpa, Plan de vida.

Conservación sostenible del territorio del Pueblo Sarayaku, Amazonía ecuatoriana y fortalecimiento de sus planes de gestión y de administración.

El Pueblo Originario Kichwa de Sarayaku está ubicado en Ecuador, en la provincia amazónica de Pastaza. La superficia total de su territorio cuenta con unas 135.000 hectáreas, de las cuales 95% estan cubiertos con selvas primarias que constituyen un ecosistema rico en biodiversidad y en recursos naturales. Ese tipo de territorio, que representa un importante pozo carbono, desempeña un papel central en estabilizar el clima del planeta.

 

Frente a las amenazas, Sarayaku empezó acciones de gran amplitud para proteger su territorio y está trabajando sin parar en desarrollar estrategias para la conservación sostenible de su territorio, y el fortalecimiento de sus planes de gestión y de administración.

Una de esas, la Frontera de Vida, el Sisa Ñambi, es un camino de flores que empezó hace mas de 10 años. Amplios círculos de árboles de flores han sido plantados en todo el contorno del territorio, en más de 300 km. Creciendo, se pondrán visibles desde el cielo y marcarán la presencia de los hombres y de las mujeres sumerjidos en esta selva, asi como su voluntad de preservarla.

Los Descendientes del Jaguar d’Eriberto Gualinga

Otro reto importante de la lucha de Sarayaku es que sean reconocidos la autoridad y los derechos de sus habitantes sobre la administración de su territorio, siguiendo un concepto innovador de area protegida : el Kawsak Sacha, o Selva Viviente.

Todas las prioridades del Pueblo Sarayaku y de su consejo de gobierno, el Tayjasaruta, están enfocadas en la protección del territorio y de los derechos colectivos de las poblaciones autóctonas, en el fortalecimiento y en la valorización de la cultura, en la protección y en la conservación de los recursos naturales, en la valorización del modelo de educación, de la ciencia y de la medicina tradicionales kichwas. Nuestra colaboración y nuestro apoyo, centrados en 3 aspectos, se desarrollan en este punto de vista.

El proyecto Sumak Allpa Tayjasaruta – Casa Nicaragua

El Sisa Ñambi y la Kampaña Kaparik

La visibilidad del papel y de los derechos del Pueblo Sarayaku en la administración de su territorio: marcar simbólicamente las fronteras del territorio Sarayaku en concertación con las comunidades que viven en ello y con las comunidades vecinas, y mejorar su visibilidad siguiendo con plantar la frontera con árboles de flores.

Concretamente, se trata de :

  • Mantener y prolongar la demarcación física de la « Frontera de Vida » creando nuevos círculos plantados ;
  • Promover esos planes e informar sobre ellos a todas la comunidades que viven en ese territorio y a las comunidades vecinas ;
  • Fortalecer su adhesión y su apropiación de los planes de gestión y de preservación de Sarayaku.

 

Los Kaskirunas

La implementación de sus planes de gestión y su adaptación a las consecuencias del cambio climático: constituir y fortalecer a un equipo de guardabosques tradicionales, los Kaskirunas, para el estudio, el monitoreo y la vigilancia ecológica del territorio ; para la planificación de sus asignaciones y de sus usos en  la vivienda, la agricultura, la caza, la pesca y la recolección.

La misión de los Kaskirunas es de:

  • Vigilar el ecosistema para detectar a tiempo todas las fuentes posibles de contaminación de los suelos, de los ríos, de la alimentación de los animales salvajes, etc.
  • Observar la biodiversidad, las interacciones entre las especies, el comportamiento animal, el impacto de las actividades humanas, etc.
  • Informar al Consejo de Gobierno y al Departamento de recursos naturales de sus observaciones.
  • Procurar que sean respetados las normativas comunitarias y el plan de gestión y de administración, determinando entre otros los periodos y las zonas autorizados para la caza y la pesca, la tala de árboles, la asignación de los suelos, etc.
  • Participar en la ampliación de la « Frontera de Vida ».

 

El Kawsak Sacha

La protección sostenible del medio ambiente y del modo de vida de Sarayaku: proponer y promover la creación de una área natural protegida innovadora que abarca los derechos y las visiones de las poblaciones que viven allá, que fortalece y reconoce su papel en su gestión y su administración.

En varias regiones del mundo, especialmente importantes para el equilíbrio climático y medioambiental, Pueblos autóctonos están resisitiendo frente a las amenazas que representa la explotación de sus territorios, llevando la miseria, la violencia, la pérdida de identidad, la inmigración dentro de su comunidad y la destrucción del medioambiente.

Dentro de muchas áreas protegidas solamente por normas medioambientales reducidas al mínimo y vulnerables, se están desarrollando estrategias de desplazamiento y discrédito de los pueblos originarios, que desvalorizan hasta su filosofía de vida. El mito de grandes espacios vacíos y opulentes lleva a las autoridades decisorias a promover políticas de colonización y proyectos de explotación no sostenibles.

Existen fuertes presiones para convencerles que su modo de vida es caduco y que ya es tiempo que se conviertan en mujeres y hombres « modernos y civilizados », participando al enriquecimiento de su país. Sin embargo, esos pueblos, ¡y nosotros!, estamos convencidos que su verdadera participación al desarrollo de la nación y al bienestar comun está justamente en la preservación de la riqueza y de la diversidad naturales y culturales que llevan esas selvas y sus habitantes. Surgen de su iniciativa modelos alternativos propios a su pensamiento y a su modo de vida.

El proyecto propone fortalecer esa definición aportándole nuevos conceptos derivados de la cultura y de la filosofia kichwas de « Selva Viviente » que integran dimensiones adicionales en la protección de esos espacios. Quiere encontrar los instrumentos que permitan al Pueblo de Sarayaku ejercer plenamente su derecho a conservar sus espacios de vida. Quiere promover el papel de las poblaciones indígenas en los preceptos que regulan los sistemas de las áreas naturales protegidas. Las selvas vivientes protegidas y preservadas bajo su administración se tienen que considerar como libres de toda explotación e industria que puedan atentar a su vida. En el marco de la lucha por la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y la preservación de los pozos carbono, es también imprescindible presentar esos temas a la comunidad internacional.

 

Los asociados nacionales y internacionales

Además del Consejo de gobierno del Pueblo de Sarayakun en este proyecto con fondos del programa Fast Start Solidaridad Climática de la Región walona, estamos asociados con Frontera de Vida Bélgica y Oro Verde Alemania .

Para informaciones mas detalladas del Pueblo de Sarayaku les invitamos a consultar sus paginas web y ver o volver a ver El Canto de la Flor y las videos de ERiberto Gualinga.

Facebook Sarayaku

Site de Sarayaku

Gracias al equipo de comunicacion de Sarayaku para la fotos!

Video sobre la Frontera de vida, el Sisa ñambi de Eriberto Gualinga

Descubren Nica Beca y nuestras acciones en Nicaragua

 

 

 

avec le soutien de la Wallonie